Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/13

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 7 — colanza de los restos que han dejado en nuestro suelo las varias naciones que en épocas remotas la ocuparon. Esta formación ha surgido del habla primitiva con que Dios do- tó á sus aborígenes. Estos dialectos, pues, tienen su pro- pia vida, y son la continuación de aquella habla un poco desfigurada por los varios progresos y civilización que en tiempos distintos esos mismos pueblos alcanzaron. Refléjanse en ellos aun hoy dia, las nobles, bellas y elegantes formas de su primordial fisonomía ;• y esta fisonomía es la de una gran familia conocida con el nombre de romana-rústica. Para nosotros la cuna de todos estos idiomas ha sido la misma, y sus primeros pasos, es innegable, fueron también los mismos. Los sabios que se han ocupado del origen y desarrollo de las lenguas conocidas bajo la denominación de roma- na, kmosina, lengua de oc, romano-provenzai , ó provenzal simplemente, no les han señalado mas antigüedad que la de haberse formado en el siglo octavo de los restos del la- tín ; y todo por no haber tomado en cuenta el principio in- contestable que mas atrás hemos sentado. Para demostrar esta verdad de una manera luminosa, rae remontaré hasta el comienzo de una de esas lenguas que en tiempos mas felices espresó la pujanza de una gran fa- milia; de una lengua flexible, dulce y armoniosa, regula- rizada por una sintaxis rigurosa, ilustrada por los cantos de sus mas célebres trovadores , y que, en el siglo déci- mo cuarto, sirvió de espresion á la civilización mas adelan- tada de aquella época. Una lengua que reúne tan bellas cualidades era imposi- ble que no alcanzara rápidamente una brillante nombradía ; nombradía que solo obtuvieron , en tiempos mas remotos.