Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/130

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 124 — prensa, tan pronto como el descubrimiento de la imprenta fué conocido en España (*). La traducción del Código catalán en lengua vulgar fué un acontecimiento importante para la historia de los Reyes de Aragón, y necesariamente este acontecimien- to había de producir una especie de revolución en los tri- bunales eclesiásticos , en los civiles , en la administración y demás negocios del reino. No se pasaron muchos lustros, empero, sin que se obser- vase que el método que se habla seguido en ia primera redac- ción de las Constituciones catalanas, era algo imperfecto. Acordóse por las Cortes habidas en Barcelona en 1 564 que se hiciera una nueva clasificación; pero esta no se publico hasta en 1587 (**), por orden de Felipe Ií. Diez y seis reyes de Aragón juraron estas Constituciones, y siete de Castilla , después de la reunión de las dos co- ronas. Puestas estas Constituciones al alcance de todos , se en- (*) La primera obra que vio la luz pública en España faé en Barcelona en 1468, y fué la obra Pro condenáis oralionibus , y su impresor Juan Gher- ling, y no Pedro Possa como erradamente afirma M. Jaubert de Passa. Véase Diccionario histórico enciclopédico, ( Apéndice ) pág. 343. Pedro Possa no impri- mió basta en 1481 la traducción de Quínto-Curcio, por D. Luis deFenollet: en 1489 imprimió la obra de Ramón Lull y la historia sagrada de S. Pedro Pas- cual. ( Ximenez , tomo 1 , fol. 55) : y en 1495, la traducción catalana de las obras de Alberto el Grande. Juan Rosembach, alemán, mas laborioso que Possa , impri- mió una porción de obras , y entre ellas , en 1495, la misma obra en catalán de san Pedro Pascual ; y en 1510, las Constituciones de Cataluña traducidas en catalán por orden de D. Fernando I. (Véase lenguas y dialectos del mediodía de la Francia , nota de la pág. 345. ) (**) Esta edición , en 3 volúmenes en folio, ha guiado contantemente á los tri- bunales y á los diversos ramos administrativos y judiciales. Contiene todo el de- recho público y el derecho civil de Cataluña, Rossellon y Cerdaña Es un her- moso monumento que honra grandemente á los Príncipes y á los Estados que lo han formado, y que podrá consultarse con fruto, cuando se trate de llenar alguno de los vacies existentes en nuestra legislación, (m. jauber dr passa: Memoria so- bre la lengua catalana).