Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/195

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 489 — Así , pues , remató la desventura para empezar venganza mas violenta : cesó del hado la mortal porfía para hacer inmortal la pena mía. ¡ Oh Filis I desdichada por hermosa , premio un dia feliz de mi fineza, pena ya de mis culpas rigurosa y objeto de venganza á mi firmeza; mira ya con afecto mas propicio el llanto que derramo en sacrificio. Cuando el Segre cubrió con áurea arena Reliquias de un amor tan soberanas poseídas cual yo de amarga pena lloraron las riberas comarcanas , las peñas duras , la campiña amena sintieron las desdichas inhumanas : ó triste sentimiento ! ó mal terrible ! que á sentir obligaste lo insensible ! Recordarás, Morano, que me hallaste con pena y crueldad desesperada , y que de aquella prenda te encargaste sin saber su nobleza tan preciada : en brazos de Amarilis la entregaste y fué de los pastores venerada por hija de Morano y Amarilis la que era de Menálcas y de Filis. Después huyendo la campiña amable quise morir del Segre en las riberas , y no pude vencer inevitable decreto eternizado en las esferas. De un bosque en la maleza impenetrable viví fiera cruel entre las fieras ; y el recuerdo con lágrimas estrañas atrozmente roía mis entrañas. La suerte así tres lustros enemiga en mis yerros cebó cruda venganza , pero de mi hijo ya el amor obliga á animar la difunta confianza. La juventad mis penas ya mitiga respondiendo su vista á mi esperanza ; y deseo también ver mas dichosa