Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/212

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 206 — una lengua estraña (*); y puede decirse que esperimenló con el tiempo los mismos resultados que Cataluña. Hechas estas apreciaciones hislórico-políticas , debemos manifestar que no embargante el golpe de Gracia que reci- bió la lengua catalana , con el decreto de prohibición de 1714, no han faltado por esto en este antiguo Principado (*) Cuando el tratado de los Pirineos, la lengua francesa era casi desconoci- da á los habitantes de Perpiñan. Esta ignorancia era debida en parte a la obra de la política de aquel tiempo, puesto que habia entretenido hasta entonces el sen- timiento del odio, el cual mejor que una débil barrera , habia separado de la Fran- cia una provincia que intereses poderosos y una división natural habia de hacer- le echar de menos. Sin embargo, desde el año 1641, los Franceses eran pasivos poseedores del Rosellon , y habían sido acogidos en el como amigos. Hallábase su dominación tanto mas dulce, cuanto que respetaban con cuidado las leyes y los privilegios de la provincia, cuya observancia habia firmado y jurado Luis XIV* Pero persistiendo siempre en creer que el honor nacional estaba interesado en la conservación de la lengua catalana , continuaron, apesar de todo, hablando esta len- gua. Fué en 1676 que se predicó por primera vez un sermón en francés en la Catedral de S. Juan. Esta innovación fué acogida como un fenómeno ; y Luis XIV, informado de la buena disposición de aquellas gentes , ordenó que en adelante fue- se prohibido el predicar en catalán en ninguna délas iglesias de aquella ciudad. Esta orden no se ejecutó, por causa de los predicadores, hasta en 1684, que se predicó la cuaresma en francés en la misma catedral. Desde entonces , esta iglesia, ha tenido en cada cuaresma un predicador francés; pero hasta la revolución del 89, las demás iglesias de esa ciudad, se mostraron poco dispuestas á imitar su ejemplo En un edicto de febrero de 1700 se mandó que desde el 1.° de mayo del mis- mo año, las actas de los notarios, las escrituras públicas, los pleytos, las senten- cias, fuesen en lo sucesivo estendidos en francés. Este edicto fué ejecutado sin opo- sición Se creyó que el medio mas seguro para hacer adoptar la lengua francesa á los habitantes del Rosellonera establecer escuelas públicas y fomentar la instruc- ción en las clases del pueblo; pero lo digno de notarse es, que si bien es ver- dad que casi todos los roselloneses conocen la lengua general de la nación, no es menos cierto que todavía el Rosellon habla catalán, y las otras provincias sus res- pectivos dialectos con mas cultura y suavidad que no se hablaban antes de que la lengua francesa fuese forzosamente lengua general de toda la Francia. ¿Qué significa esto? Que aquellos que sueñan en que con la instrucción y el tiempo se apagan los dialectos, es menester que se convenzan que sucede todo lo contrario. Que se tomen la molestia de dar un paseo por el vecino Imperio y de estudiar los dialectos del mismo, y pronto se persuadirán que lo que desean es nada menos que un imposible. « Las lenguas no mueren, como hemos dicho en la primera parle sino cuando muere la humanidad que las habla.»