Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/228

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 222 — ellas su autor, hace que esta obrita sea muy estimada. JNo es esta la única que ha escrito en catalán. Otra, y de un mérito muy superior tiene guardada, y es la traducción al catalán y en el mismo metro, del hermoso poema Gli ani- mali parlanti del inmortal Casti. Un relevante servicio pres- taría á la literatura de nuestra patria D. Miguel Antón Martí , si la daba á la eslampa. D. Juan Cortada, bien conocido en la república de las letras por sus importantes producciones literarias, hace po- cos años tradujo del milanés al catalán un poemito intitu- lado : La Noya fugitiva; traducción que revela las bellas disposiciones que el señor Cortada tiene para la poesía. En 1837 se publicó una comedia en verso, titulada : Lo Princep Micomicó ; y en 1839 vio la luz pública la prime- ra parle del Diccionario quinquilingüe , redactado por una so- ciedad de literatos, y su impresión quedó terminada al- gunos años después. En este mismo año se publicó un Com- pendio <Je historia de España en versos catalanes, bajo el seudónimo de Lo Peripalétich Solitari. Esta obra, en dos tomos, es un diálogo amigable entre Bartolomé y Patllari sobre asuntos políticos de España. En 1840 se hizo una nueva edición de las poesías del rector de Vallfogona sin duda mas completa que todas las precedentes ; y otra edición también de las hermosas poe- sías del poeta y escultor Pedro Serafí. D. Joaquín Rubio y Ors, joven muy apreciable por sus bellas prendas personales y dotes intelectuales , publicó en 1840 una colección de poesías que bajo el seudómino de «Gayté del Llobregat» se había insertado en los periódicos de esta Capital. Colección preciosa que honra grandemente á su autor. Eñ 1842 el mismo Rubio publicó el poema en catalán Roudor de Llobregat , premiado por la Academia de Bellas Letras de esta Ciudad. Este poema es la mejor vindi- cación de las ofensas que á nuestra rica lengua catalana se le han imputado de «escasa, pobre, áspera y dura.» En el