Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/280

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 280 — liana, portuguesa ele , son de una misma familia , y por consiguiente hermanas legítimas de la catalana. Hé aquí mi principal objeto. Ahora no falla mas que dar un paso paraque la lengua catalana sea lo que debe y está destinada á ser por su ro- bustez y propia vida ; y este paso se habrá dado al día que una reunión de escritores recomendables emprendan la eno- josa tarea de redactar en catalán una gramática magna, en que se expliquen y fijen las reglas gramaticales y ortográ- ficas de una manera clara y precisa ; y den un Dicciona- rio completo, que pueda llamarse el gran Diccionario na- cional de la lengua catalana. Y si el público acoge estas dos producciones, con muestras inequívocas de agradecimiento, como no dudamos, puédese afirmar que la lengua catala- na tendrá todavía dilatadísima existencia ; y que el decreto de prohibición contra ella dictado por la política de Felipe V, no la impedirá respirar ni vivir robusta y lozanamente entre las demás lenguas y dialectos de la Península. El catalán será lengua nacional en Cataluña , y cada dia se cultivará con mas ahinco mientras que sus hijos es- tén en la persuasión de que los reyes de Castilla no son mas que condes de Barcelona, y que sus intereses y cos- tumbres estén en abierta oposición con los intereses de los demás pueblos de España. Una lengua , que tantos recursos y facilidad presta á los poetas, y que además reúne todos los caprichos y todas las formas de la lengua italiana, no debe morir nunca. Y no morirá; que las lenguas no mueren sino cuando desaparece la humanidad que las habla. ¡Lengua de los juglares y de los trovadores, Dios te conceda próspera y dilatada vida ! ! ! FIN.