Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/51

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 45 — Éntrese en la vevma Francia, y échase una rápida ojea- da sobre esa infinidad de dialectos ó «patois» (*), y se verá, que apesar de que hace obra de cinco siglosj que la ( * ) Los infinitos dialectos que actualmente se hablan en Francia se dividen en dos grandes familias : la de oil y la de oc ; la primera ocupa las provincias ó depar- tamentos del norte , y la segunda los del mediodía , sirviendo de límite entre esas dos grandes familias el curso irregular del Loire. Bajo la denominación de lengua de oil se comprenden los siguientes dialectos: el Waloni) Ruquio éntrelas fronteras de la Francia y la Bélgica ¡( el primero de estos dos dialectos se asemeja al galo , y se señala así por oposición al fla- menco , dialecto germánico, que se habla en los distritos ó partidos vecinos); el lorenés , mesino ó austrosino , cuyo triple título indica suficientemente su esten- •sion , por el dilatado territorio en que se usa , y el que en algunos distritos de los Fosgos presenta variedades muy curiosas. El champanes ofrece menos variedades interesantes ; el franco-condado y el burguiñon se asemejan mucho , pero se distinguen bajo el nombre áejurasino ó bretón, el cual se habla en el departamento del Ain , así como en una gran parte de los del Saona y Loire y del Jura. Remontán- donos hacia el norueste , hallamos el picardo , el que tal vez de todos los dialec- tos de Francia es el que mas recursos ha prestado á la lengua francesa escrita, cuyo dialecto , después de lodo , no es mas que el francés de la edad media ; el norman- do , cuyo acento pesado forma , con la substitución de ciertas consonantes , su prin- cipal carácter ; el g alóte , ó dialecto de la alta Bretaña, en el que se hallan espre- siones que no se leen ya sino en los autores del siglo décimo-quinto ó décimo-sexto, tales como Robelais y Amyot : en fin , el poitevino , poco notable , y del que el sanlongés puede considerarse como una variedad. El orleanés y el turena , ya no se hablan sino en la isla de Francia ; el berrichon no se diferencia del angevi- no y el mócelo mas que por algunas espresicnes particulares. Al mediodía de la región que acabamos de recorrer se hallan, bajo el modesto nom- bre de patois , los dialectos de la antigua lengua de oc , muchos de los que tuvie- ron una existencia literaria muy brillante, y se separan mucho mas del francés que los dialectos de la parte del norte. Hacia el centro se halla el patois de Auvernia con su pronunciación brusca ; al este el delfines , que ha sido objeto de estudios in- teresantes ; y el provenzal que hace obra de cinco siglos fué una de las lenguas mas ricas y graciosas; al mediodía el languedoqués , tan brillante en otro tiempo en la Floral Tolusa , y hablado aun con tanta dulzura en el Aude y en el Herault , y en Cevennes con mucha pureza; al oeste hallamos el lemosin , de formas un tanto tos- cas ó pesadas ; el perigordino con su estilo fácil ; el gascón con un acento vivo y duro , y el bearnés por variedad priacipal. ( Mélanges sur les langues 3 dia- lectes et patois, pag. 21 , el suiventes). Hemos reseñado de una manera muy general la distribución de los principales dialec- tos que actualmente se hablan en Francia , y ellos prueban de una manera incontes- table que la lengua general de una nación no sofoca ni estingue los dialectos que se hablan en ella. (Véase el apéndice C al fin de este libro). t. f. scntíAK&NBURo: Tableau synoplique el comparatif des idiomes vul- gaires ou Patois de la France. iiksol'in dk gbbbloux : HisL littér. , piulólo giq ue , el bibliographiquc dé* Patois francais.