Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/60

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— 54 — mía primitiva, ni su forma ni estructura por mas que sean las influencias que de otras lenguas hayan sufrido. El sabio D. Juan Corminas , hablando sobre este particu- lar, me decia : «Los idiomas que se hablan al presente, no contando con el euscar, de cuya remota antigüedad nadie duda, pasaron por circunstancias influyentes, pero que ca- da una de por sí era insuficiente para desnaturalizar un idioma ; y no es difícil que su carácter primordial ascienda a las edades mas remotas.» Pensamiento profundo, que demuestra el buen criterio de mi buen amigo ! XX. M. Fauriel rechaza, y con razón , la suposición de que el latin se hubiese corrompido de una manera uniforme en todas las lenguas de los pueblos en que los romanos hu- biesen dominado algún tiempo ó se hubiese hablado la len- gua latina. M. Fauriel es en esto mas lógico que los de- más filólogos que se han ocupado de este asunto (*). Hay muchas razones para creer que el latin no contri- buyó en nada á la formación de la lengua vulgar ; antes por el contrario fué ella la que modificó la lengua sabia. El pueblo pensaba en romano, y queriendo escribrir en la- tin, era él el que introducía en la lengua del Lacio ciertos gi- ros y modos propios de las lenguas romanas. Pretender que el romano-rústico surgió del latin es á nuestro modo de ver cosa increíble ; y mucho mas cuando el origen y formación de esa lengua sabia es todavía du- doso. Para unos el latin se formó de la fusión departes muy hetereogéneas , y que cada pueblo de Italia contribuyó por (*) Biblioteque de l'Ecole des Charires, tomo II. Extiait d'un couiü de littera ture de M. Fauriel.