Pàgina:Historia de la lengua y de la literatura catalana (1857).djvu/74

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina no necessita ser revisada.


— ai — han sobrovivido, que fue en Cataluña donde la lengua vul- gar levantó la cabeza primero que en ningún otro punto del. mediodía de Europa. Pero no con esto queremos decir que Y no hay para que admirarse de eso, pues en aquellos apartados tiempos no so- lamente era muy común latinizar los nombres y apellidos-, sino que hubiera sido una falla imperdonable de culta parla el qne así no lo hubiese hecho. ¿Qué quie- re decir esto? Que era tal la preocupación respecto de la lengua latina , que los estrangero:; á ella, escribían en latín, pagándole tributo latinizando sus propios nombres. Si esto hacíanlos estraños á la lengua del Lacio, ¿con cuanta mas ra- zón no habían de hacerlo los latinos? Véase, pues, sí hay fundados motivos para creer que esas mil seis cientas palabras fueron tomadas por los latinos de la len- gua romana, y no por esta de aquellos. La lengua romana no fué escrita hasta que se vio libre de su dilatadísimo cautiverio. Si ella hubiese sido escrita en tiem- po del Imperio romano ya no hubiera estas dudas , porque tendríamos escritos que se remontarían á la misma época del esplendor de Roma. Sin embargo, á los que, por no hallarse en parte alguna documentos del romano-rústico anteriores al siglo octavo, afirman que en aquella época se formaron esas lenguas vulgares, de- be hacérseles, esta pregunta. ¿Puede negarse la antigüedad de la lengua vascuen- ce? Seguramente que no. Entonces ¿seria justo ni razonable siquiera, que á cau- sa de no hallarse documento alguno en esta lengua que se remonte mas allá del siglo décimo, se dijera que el éuscar se formó en aquel siglo? Semejante argu- mento, á mas de no ser lógico, seria un grandísimo absurdo. La antigüedad de Ja lengua vascuence se pierde en la noche de los tiempos, y sin embargo nadie ha presentado hasta ahora en esta lengua ningún documento anterior al siglo déci- mo. Hé aquí la suerte que siguieron todos los idiomas de la familia del romano- rústico duranta tantos siglos de cautiverio. Ya hemos dicho mas atrás que todos los pueblos sometidos al imperio romano escribían en latín, pero esto no obsta que hicieran uso de la lengua vulgar en el trato común como lo hacen hoy los catalanes, los gallegos, los vascuences, etc., apesar de ser el castellano la lengua de la nación; esto es, del gobierno y de las le- tras. Una de las causas principales porque no se escribía en tiempo de los romanos en lengua vulgar, fué porqué aquella gente tenían por bárbaro todo lo que no era latín. Así es, que los hombres de letras de los pueblos sometidos al imperio de Roma, no queriendo pasar plaza de bárbaros dejaron de escribir en su lengua propia , haciéndolo solo en la latina. Hé aquí el porque no se hallan documentos en romano anteriores al siglo octavo, no obstante de que por el dicho de algunos san- tos se sabe los había; pues S. Gerónimo, que vivía en el siglo IV, así nos lo afima. ( Véase la página 52 de la primera parte.) ¿ Dígasenos si se ha hallado ni un pueblo siquiera en el descubrimiento, del Nuevo-Mundo, que por inculto y salvage que fuera no tuviese un lenguaje propio ? ¿¡Necesitaron por ventura esos pueblos bárbaros ó semi-salvages de la América del auxilio de la lengua latina? No. Entonces ¿por qué tanto empeño en querer que Jas lenguas de la familia del romano-rústico se hayan formado de las ruinas del latin? Déjese de sostener esta peregrina idea y estudíese al hombre, y se verá que éste posee facultades é instintos, y que con ambas cosas reúne los medios ne- cesarios para desarrollar paulatinamente su germina y propia habla. Para nosotros las sospechas de M. Raynouard, en este punto, son muy bien