Pàgina:Cansons de la terra (1871).djvu/40

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina ha estat revisada.


 Com va ser punta de dia
 que la volia matar
 un ángel li revelá:
 «ja es mort lo rey ab sa filla
 son pare está dins l' infern
 sa filla per companyía.»
 Se donaren un abrás
 que desferrás no podian;
 aquí quedaren los dos
 ab gran perfeta alegría.

 En algunas versions, principalment mallorquinas, se nomena la cansó del Compte de l' Arca, vera imitació ó plají del nom de la castellana Alarcos de Pere de Riaño, que per las moltas bellesas que conté y perqué pot servir de complement á la nostra versió catalana la publiquem encara que sia molta sa llargaria.

 VERSIÓ CASTELLANA.

Retraida está la Infanta—bien así como solia,
viviendo muy descontenta—de la vida que tenia,
viendo que ya se pasaba—toda la flor de su vida,
y que el Rey no la casaba,—ni tal cuidado tenia.
Entre sí estaba pensando—á quién se descubriria,
y acordó llamar al Rey—como otras veces solia,
por decirle su secreto—y la intencion que tenia.
Vino el Rey siendo llamado,—que no tardó su venida:
vídola estar apartada,—sola está sin compañía;
Conociera luego el Rey—el enojo que tenia.
—¿Qué es aquesto, la Infanta?—¿Qué es aquesto, hija mia?
Contadme vuestros enojos,—no tomeis melanconía,
que sabiendo la verdad—todo se remediaria.
—Menester será, buen Rey,—remediar la vida mia,
que á vos quedé encomendada—de la madre que tenia.
Dédesme, buen Rey, marido—que mi edad ya lo pedia:
Con vergüenza os lo demando—no con gana que tenia