Pàgina:Ferran V (1885).djvu/12

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina ha estat validada.
14
FERRAN V.

Rey hague deuallat lo segon grau ell com á traydor venintli detrás trague la espasa nua que tenia dejus la capa e dona ab aquella vn colp entre cap e coll del Rey que si no fos per miracle de nostre Senyor e la custodia de la Verge Maria, e lo Rey aquell dia de diuendres dejunaua, lo cap de les espatlles en un pich loy haguera leuat... y volent ell reuenir de darli en dita espasa altre colp encontinent ans que nol pogues remetre li fon pres lo bras e la persona per los circunstants que alli li donaren tres punyalades e l' hagueren mort e fet cortes alli si no fos la misericordia del Rey qui dix en son castellá:—No lo mateys.—De que lo Rey qui volia caualcar per anarsen á la sua posada tocantse ab la ma en lo coll veu molta sanch que rajaua del colp... e fou aconsellat que no caualcas ans romangues dins lo palau per medecinar la naffra, e anant ell a peu ab gran esforç ab ajuda de persones al palau... asseguerenlo sobre una cadira... y entretant li donaren vn poch de vi fort a beure; y hauerlo begut dix lo Rey ab veu tremolosa:—Lo cor men va, teniume fort;—e vench en sincopis esmortintse.»
 (P. M Carbonell.—Chroniques de Espanya, f.º cclvi.)

 (6) Francesch Guicciardini diu en sa Relacio de Espanya que'ls castellans «no se distinguen en ningun arte mecánico ó liberal: casi todos los artífices que hay en la córte del Rey son franceses ó de otras naciones. No se dedican al comercio, considerándolo vergonzoso, porque todos tienen en la cabeza ciertos humos de hidalgos, .. prefieren enviar á otras naciones las primeras materias que su reino produce, para comprarlas despues bajo otras formas, como se observa en la lana y en la seda que venden á los extraños para comprarles despues sus paños y sus telas

(Relación de España, escrita por Francisco Guicciardini embajador cerca de Fernando el Católico.—1512-1513.—Traduccion de D. Antonio Maria Fabié. Págs. 199 y 200)

 (7) Parlant l' autor abans citat dels Grandes de Castella, diu que «si tienen algo que gastar lo llevan en su cuerpo ó en su cabalgadura sacando fuera mas de lo que les queda en casa
 (Id. id. pág. 200.)

 Diu Prescott que 'l Rey Católich «era sumamente moderado en el gasto de su casa y persona, con lo cual indudablemente se proponia en parte dar en rostro á los nobles por su prodigalidad y ostentacion.—No perdia oportunidad por hacérselo conocer.—Cuéntase que cierto dia, hablando con un palaciego que tenia fama de ostentoso en el vestir, y haciéndole que tocara la chupa que el rey traia, le dijo:—«¡Que tela tan escelente! Me tiene gastados tres pares de mangas.»

(Historia del Reinado de los Reyes Católicos por William H. Prescott.—Traducción de Pedro Sabau y Larroya.—Tom. 4, pág. 305.)

 (8) «dix lo duc de Cardona al duc de Alburquerque... de la coltella del rey don Fernando que si açi los orats pegauen e ferien al rey que alla en Castella ho feyen los sauís.»

(Jaume de Aguilar.—Vegis l' Anuari Català de 1875, publicat per Francesch Matheu y Fornells.)

 (9) Segons Hernando del Pulgar la Reyna Donya Isabel era muger cerimoniosa en sus vestidos e arreos, y en el servicio de su persona; e queria servirse de homes grandes e nobles, e con gran acatamiento é humillacion.—(Crónica de los muy poderosos y excelentes Don Fernando y Doña Isabel, etc.—2.ª parte, cap. iv.)—L' abans citat Guicciardini diu en la p.ª 201 de sa Relació de Espanya que 'ls grandes de la Cort son muy pródigos en ceremonias y las hacen con mucha reverencia.—