Pàgina:La Atlantida (1886).djvu/329

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina ha estat revisada.


<poem>deidades. Segun Erro, los Españoles, por el rito simplísimo de aquellos tiempos, no conocían templos ni altares: unas piedras amontonadas eran las únicas aras que usaban y en que ofrecían al Señor las primicias de sus frutos: todo el mundo era para ellos templo de Dios: añade que los primeros templos que se vieron en España fueron los de las colonias Fenicias, que trajeron con sus costumbres la horrenda multitud de sus ridículos dioses, que no llegó sino con mucha dificultad á introducirse en algunas partes de la Celtiberia, y jamás en otras muchas, ni en las provincias septentrionales, donde conservaron pura la primitiva religión, hasta la anunciación del Evangelio.»


CONCLUSIO

1 Plini, en lo Cap. 3 del llibre segon de sa Historia natural, diu que 'l mar cincunda la terra, y que sa llargada de Llevant á Ponent es desde la India á Cádiz.  Estrabó, en lo llibre primer de sa Cosmografía, afirma que la mar volta la terra, que per Llevant banya tota la India y per Ponent la Espanya y la Mauritania, y que 's podría navegar d' un al altre pahís, á no impedirho l' Atlántich. 2 De Sèneca 'ls pressagis.

   Venient annis   Secula seris, quibus Oceanus   Pateat tellus, Typhisque novos   Detergat orbes, nec sit terris   Ultima Thule.

 Veusaquí la preciosa paráfrasi que d' eixos versos de la Medea feu Colon en son llibre de Profecíes: