Pàgina:Les Tragedies de Séneca (1914).djvu/28

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina ha estat revisada.


abril de 1394, se representó en el palacio del Real una tragedia titulada L' hom enamorat y la fembra satisfeta, escrita por Mosen Domingo Mascó, consejero del rei D. Juan el 1.°, la cual poseyó en un manuscrito del siglo XIV el erudito D. Mariano José Ortíz, que lo refiere en su informe sobre el descubrimienlo de las leyes palatinas; y aunque desgraciadamente no sabemos ahora el paradero de este precioso códice, existe otro de letra del mismo siglo (que perfeneció al propio Sr. Ortíz), en el qual, junto con otra obra del citado autor, se halla la tragedia de Hércules y Medea de Séneca, traducida en idioma lemosino por Mosen Antonio Vilaragut, mayordomo del mismo monarca[1]. Estas producciones precedieron más de un siglo a las de Díaz Tanco, que califica Moratín de las primeras tragedias españolas; y aun consideradas en la generalidad de dramas, llevan veinte años de anterioridad a la comedia que escribió el marqués de Villena para la coronación de D. Fernando el I.º de Aragón, que, como dice Martinez de la Rosa, es el primer drama que consta auténticamente en nuestra historia literaria».

  1. «Este códice que contiene la tragedia de Hércules y Medea, de Mosen Antonio Vilaragut, y las Regles de amor y parlament de un hom y una fembra; de Mosen Domingo Mascó, lo tenía D. Vicente Salvá en la librería que estableció en Londres en 1826, según puede verse en el catálogo razonado que publicó en el mismo año, en donde observó muy oportunamente que aquel manuscrito era tal vez el documento más importante relativo a la literatura del Medodía de Europa, en especial por lo concerniente a los escritores provenzales de dramas y diálogos»