Pàgina:Piferrer (1884).djvu/55

De Viquitexts
Salta a la navegació Salta a la cerca
Aquesta pàgina ha estat revisada.


Número 2



En la plana 26 parlo incidentalment de la apologia que ta en Piferrer de la música catalana, en la necrologia d' en Ribera. Aquí va per apéndix, á fi de que 'ls lectors d' aquest estudi la conegan y acaben de formarse idea de son autor.

· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

«Pero ese gusto, ese tinte melancólico, pertenece al país que le vió nacer: y en los cantares con que al montañés catalán hace resonar las hondonadas y las concavidades de sus ásperas cumbres, en las baladas con que nuestras madres nos conciliaron en la infancia el sueño de la inocencia, hállanse aquella ternura melancólica, aquella triste alegria, aquella gravedad solemne, aquel sentimiento que enardece el corazón y humedece los ojos, bien como si fuere eco de una vida pasada ó si explanase á nuestra alma el presentimiento de una idea hasta entonces oscura; hállase aquella elevacion de las notas y tránsito á la cuarta, que es como un elevamiento y expansión del espíritu, aquella sencillez del período, aquel cerrarlo con un mismo refrán, aquella monotonía aparente, que tanto se aviene con los grandes espacios y las grandes perspectivas de la naturaleza, y que poco á poco invade todo nuestro sér, á la manera